INICIO QUIEN SOMOS CONTACTOS REUNIONES APORTACIONES LIBRO DE VISITAS TITULOS BLOG RENACER  DOS HERMANAS GRUPO DE AYUDA MUTUA

 19/9/2014                           ENCUENTRO RENACER ANDORRA

Jamás encontraré palabras para expresar el dolor, el sufrimiento, la pena por la pérdida de mi amado y único hijo.

¿Porqué este vacío de su ausencia y a la vez tan llena de EL?...Es como si el pasado se hubiera detenido y trajera nubarrones, recuerdos de nostalgia…

¿Qué decir a unos padres que pierden un hijo y no se explican cómo le sobreviven?...

Así encontré Renacer que jamás hubiese querido conocer. Cuando escuchas que mueren los hijos de los demás, sientes que eso no va contigo, el primer papá que conocí en Renacer, Pascual,  me dijo,  ¿y por qué no?...

Cuando la vida te golpea tan brutalmente, pienso, que ni se crece ni se aprende; crecen y aprenden los que te rodean, aquellos que no han perdido hijos. Si se le puede llamar aprender, diré, que la partida de mi hijo me ha enseñado a ver la vida sin la venda en los ojos, tal y como es, veo lo que realmente importa, se valorar un abrazo, un beso, una caricia. Conozco la fragilidad de la vida, porque he visto la muerte… Ahora se quien es mi familia, y que la familia no siempre es de sangre. Ahora sé lo que es un verdadero amigo…He aprendido que cerrar los ojos no va a cambiar nada. Nada va a desaparecer simplemente por no ver lo que pasa a mí alrededor. De hecho, las cosas serán aun peor la próxima vez que los abras. Sólo un cobarde cierra los ojos. Cerrarlos y taparse los oídos no va hacer que el tiempo se detenga. He aprendido que en la vida se ama, se sufre y se lucha, porque el que ama sufre y el que sufre lucha.  Sé que mi hijo no quiere que sea una cobarde. No me queda sino vanas ilusiones pero como ave que aletea con el ala quebrada y dolorida intentaré volar.

En este duro camino lejos están los días inciertos que me tocan vivir, deshojaré una a una las ilusiones, que se desvanecerán en el tiempo y sólo me embarga la dicha que hubo en mi corazón cuando mi Francisco estaba a mi lado.

En este duro camino está mi Familia Renacer dos Hermanas (Sevilla), con ellos he aprendido que los sentimientos solos no sirven, por esto nos reunimos, para ayudarnos mutuamente, y dar algo en homenaje a nuestros hijos, un homenaje que no muere, que no puede morir, porque es un mensaje de AMOR

 Mi querido y adorado hijo…” Siempre estás a mi lado aunque ya  no estás conmigo. Siempre he de quererte, aunque  estés lejos. Siempre estarás en el recorrer de mis días. El dolor de ahora es parte de la felicidad de entonces. Ese es el trato… Soñaré con tu imagen más allá del recuerdo. Estás tan lejos y a la vez tan cerca que tarde o temprano el destino será testigo de nuestro encuentro en el infinito… Esta es mi única ilusión”…

De la vida sólo tenemos el recuerdo. La felicidad es algo que ocurrió una vez, la recordamos tan intensa y lejanamente que sin duda pertenece al pasado. La dicha es inasequible porque la estamos recordando…Fue. Sólo la memoria goza.

Vengo a este Encuentro representando a mi Familia Renacer Dos Hermanas (Sevilla), todos hubiesen querido estar, porque sin duda, si estamos en este Encuentro es por nuestros hijos, ellos nos han traído hasta aquí.  No tengo palabras de agradecimiento hacia todos ellos, papás y mamás inmejorables. Todos somos diferentes, con diferentes circunstancias pero nos une el mismo dolor de la partida de nuestros hijos y a la vez el AMOR hacia ELLOS. Ese amor es el que me ha hecho venir hasta aquí, en homenaje y AMOR, que nunca muere,  a mi Francisco “Mijare”  y todos mis Niños,  que los considero míos, que por desgracia con su partida nos están enseñando tanto. En verdad ellos son los que nos están enseñando tantas cosas en este nuevo y duro camino.

Por vosotros, bellos ANGELES…

Mónica, Isi, Ana Mary, Laura, Marina, María, Jesús Alberto, Juan, José María, José Julio, Manuel, David, Lorenzo, Alfonso, Miguel Ángel, José, Víctor “El Corto” Migue, Godovi, Jesús…  Por todos los que hoy  ESTÁN aquí con sus papás. Besos al Cielo…

Ana y Francisco (Renacer Dos Hermanas) papás de Francisco Mijare.



VOLVER