INICIO QUIEN SOMOS CONTACTOS REUNIONES APORTACIONES LIBRO DE VISITAS TITULOS BLOG RENACER  DOS HERMANAS GRUPO DE AYUDA MUTUA

          EMOCIONES, SENTIMIENTOS, SENSACIONES (Andorra 2014)
Querida familia Renacer:
Expresaros las gracias por vuestro apoyo y agradecimientos, deciros que todos somos uno, uno de los lemas de Renacer. Orgullosa de haber representado a todos vosotros, pero sobre todo a mi Francisco y a todos vuestros hijos-as, que ahora los considero míos también.
Esta experiencia me ha hecho ver, que aunque no podamos verlos, están con nosotros; y mirar una cosa…ELLOS nos enseñan cada día. Cada día tengo que dedicárselo a EL; siempre ha sido mi obligación con sumo placer como madre hacer feliz a mi hijo, ahora tengo el deber y el sobreesfuerzo de hacerlo aún más, todos mis esfuerzos son regalos que le hago, no puede ser de otra manera; así lo sentiré cerca. La partida de mi hijo no va a ser en vano. Tengo que seguir luchando para mantenerlo vivo; vivo en el AMOR, no en mi ira, mi rabia, mi dolor, mi culpa; veis…mi negativos. Estos “mi negativos” no son mi hijo. EL no puede significar negativo; porque aunque me tocó como una estrella fugaz, me tocó tan intensamente que su luz sigue brillando al lado mío y todo EL fue y ES positivo.
Tengo que ser como ave fénix y resurgir con más fuerza de las cenizas y transcender como ser humano, para poder aportar mi esfuerzo, trabajo y conocimientos a cuantas personas lo requieran, pudiendo aportar variables y herramientas útiles. Mi hijo está en mí.
SENSACIONES:
Desde que mi Francisco partió, lo siento aún más en la naturaleza. La Madre Tierra es mi Dios.
En este Encuentro se han hecho varias actividades en Ella; para mí muy enriquecedoras. Alegorías a los cuatro Elementos:
TIERRA:
La inseminamos con semillas para que germine, desde sus entrañas para poder expresar la más alta virtud en esta manifestación, a través del alma, permitiéndonos tomar conocimiento y consciencia a través de todo tipo de sensaciones en este plano, ya que en el plano de la esencia no es posible experimentar ninguna de estas sensaciones ni emociones, ya que todo ES AMOR. Y así tal cual damos, con amor, tal cual recibiremos, tanto en lo temporal, como en lo genuino e imperecedero. No se trata de deseos materiales sino deseo de evolución espiritual. Damos las gracias a la Madre Tierra con la certeza de que nos ayude a germinar nuestras peticiones.
AGUA:
Agua pura y cristalina de las montañas. A través de incorporar pétalos al agua del riachuelo, evocamos y nos permitimos expresar y salir las emociones que tenemos retenidas, debida a la ausencia de nuestro hijo. El puñado de pétalos que tenía mi mano eran todas vuestras manos amigos, las tiramos al agua cristalina del riachuelo en símbolo de limpieza de todas las emociones enquistadas negativas, que confluya en el lago y más tarde en el mar, en consonancia con las relaciones humanas, que no son de casualidad.
AIRE:
Enviamos nuestro más preciado mensaje con globos en forma de corazón a nuestros hijos hacia el Universo. Reconociendo que, no estamos solos, y que en algún momento nos reencontraremos. El aire nos recuerda que; “no sólo de pan vive el hombre”; necesitamos el alimento sublime interaccionado EN y CON la materia para recordarnos y sentir nuestra conexión con lo más alto.
FUEGO:
Manifestación con el poder de la luz y del sonido, como potencia máxima creadora, destructora y transformadora; como el resurgir de la inmortal ave FÉNIX, que se levanta de entre sus cenizas.
QUINTA ESENCIA:
Todo cuanto me rodea, todo cuanto me envuelve, todo cuanto soy, sostiene lo que experimento con el fin de enriquecer la Unidad imperecedera y eterna, de la que formamos parte, que somos.
La Expresión…a través del AMOR.
Queridos amigos, deseo haber expresado lo que he sentido, así lo he querido compartir, con mis mejores sentimientos hacia vosotros, FAMILIA.
Ana y Francisco papás de Francisco Mijare.


VOLVER